Extradición

Todo sobre las extradiciones, qué son, tipos, denegaciones...

Cursadas en la Audiencia Nacional situada en Madrid, las extradicciones son una especialidad de nuestro despacho habiendo intervenido en procedimientos con los siguientes países: Colombia, Ecuador, Bolivia, Marruecos, Argelia, Mauritania, Rusia, Ucrania, Rumanía, etc…

La extradición es el acto por el cual un Estado entrega a otro Estado a una persona para que sea juzgada, o bien para que cumpla una pena que se le ha impuesto.

Existen dos tipos de extradiciones:

  • La extradición activa, cuando España solicita a otro país la extradición de una persona para que sea juzgada en España por un delito cometido en este país, porque el delincuente ha huido de su jurisdicción.
  • La extradición pasiva es cuando otro país pide a España la entrega de una persona. Este tipo de extradición esta sometido a más garantías que la extradición activa.

Una importante precisión: cuando estos procedimientos de entrega de personas se producen entre Estados miembros de la Unión Europea, en vez de ser una extradición, técnicamente se conoce como una “Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE)” o “Euroorden”. En este caso, los países parten de una “confianza mutua” dado que todos pertenecen a la UE, y por ello la OEDE tiene menos requisitos y obstáculos que una extradición. (Para más información en detención europea)

La extradición activa

En cuando a la extradición  activa, España solo puede pedir la extradición de:

  • Españoles que hayan cometido un delito en España pero después hayan huido a un país extranjero.
  • Españoles que estando en el extranjero, han atentado contra la seguridad exterior del Estado, y después hayan huido a otro país distinto.
  • Extranjeros que deban ser juzgados en España, pero que se hayan refugiado en un país que no es el de su nacionalidad.

La extradición pasiva

En cuanto a la extradición pasiva, la regla principal es que no se concede la extradición de españoles, ni de extranjeros cuando la competencia sea de un Tribunal español. En los supuestos de doble nacionalidad, prevalece la “nacionalidad efectiva”, es decir, la que se ha utilizado para su residencia, en desplazamientos, etc. 

Además, para poder acceder a la petición de extradición que hace otro Estado a España, es necesario que se cumplan los siguientes principios:

  • Solo se podrá acceder a la extradición en base a una Ley o a un Tratado (principio de legalidad).
  • El hecho que motiva la extradición debe poder ser sancionado tanto en España como en el país que solicita la persona (principio de doble incriminación).
  • Se concederá la extradición solo si se juzga y condena a la persona por el delito por el cual se ha emitido la orden de extradición (principio de especialidad).

Causas de la denegación de extradición

Existen múltiples causas de denegación de una solicitud de extradición. Algunas son imperativas y otras potestativas. Por ejemplo, es obligatorio denegar la extradición en los siguientes supuestos:

  • No se pueden llevar a cabo extradiciones para infracciones leves. Así, cuando la persona vaya a ser juzgada en el país que requiere su entrega, la pena a la cual podría ser condenada no puede ser inferior a un año de prisión; y en caso de que ya esté condenada y se pida su extradición para que cumpla en ese país, la pena debe ser al menos de cuatro meses.
  • Existen determinados delitos por los cuales no se concede la extradición. Así, no se concede la extradición cuando se trata de delitos políticos (salvo delitos de terrorismo, los delitos de atentado contra la vida del Jefe de Estado o un miembro de su familia, y los crímenes contra la humanidad como el genocidio), delitos militares y tampoco por delitos cometidos por medios de comunicación en el ejercicio de la libertad de expresión.
  • No se concederá la extradición cuando la persona esté siendo o haya sido enjuiciada en España por el mismo hecho que sirve de base a la solicitud de extradición.
  • No se concederá la extradición cuando el Estado que reclama a la persona no de garantías de que la persona no va a ser ejecutada, o sometida a una pena que atente a su integridad corporal, o a tratos inhumanos o degradantes.

Por otro lado, la extradición puede ser denegada (o bien concedida) en determinados supuestos, por ejemplo:

  • Si la solicitud de extradición tiene como finalidad perseguir a una persona por su raza, religión, nacionalidad y opiniones políticas.
  • Si la persona reclamada tiene menos de dieciocho años, y además tiene su residencia habitual en España, por lo que pueda entenderse que en ese caso la extradición impediría su reinserción social.

Las primeras actuaciones son clave para tener éxito en asuntos penales.

Consiga el mejor resultado posible gracias a nuestra experiencia y dedicación.

Atendemos 24h en el teléfono 628 55 29 05

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies